4 consejos para diseñar una buena landing page

Fátima Castilla
3 min readJun 15, 2021

¿Qué es una landing page?

El primer paso es tener claro cuál es la diferencia entre Home y una landing page. Mientras que las Home son páginas que tienen mucho contenido e información y resulta muy difícil predecir el comportamiento del usuario, las landing pages, o páginas de aterrizaje, son páginas web diseñadas con la información justa para convertir las visitas en leads (registros).

Hay dos tipos de landing page según su contenido: las que se centran en conseguir leads - que incluyen como elementos principales un formulario y un call to action - y las click through page ,que no tienen formulario y sí un call to action. Su objetivo es poner en valor un producto para que la gente lo compre (se usan principalmente para e-commerce).

Primeros pasos a tener en cuenta

Antes de empezar a diseñar una landing page, tenemos que tener claros estos 4 puntos:

  1. El objetivo para poder guiar al usuario. No crear distracciones, links, redes sociales, navegación… porque pueden convertirse en puntos de fuga.
  2. La propuesta de valor (el hook o gancho) que tendrá efecto en el público objetivo. Esta propuesta tiene que ser clara y concisa, no tenemos más de 30 segundos para convencer al usuario.
  3. El público objetivo, al que va dirigida la landing page, para asegurar su efectividad. Así podremos adecuar el tono de la landing page.
  4. Dónde está el límite. Dar la información justa para que se interesen. (Esto se traduce, en no poner mucho texto y que tenga un diseño sencillo)

¿Qué elementos tiene una landing page?

Los elementos que componen las landings page son:

  • Logo
  • Titular y textos. El titular es una de las claves para el éxito. Tiene que representar una sola idea, ser creíble y entendible.
  • Imagen atractiva. Puede ser una imagen, un video o una ilustración que responda al contenido. Los usuarios responden al contenido visual más rápidamente. Es recomendable evitar el contenido de bancos de imágenes.
  • El Call to action debe de estar bien definido y dar mensajes claros (“Empieza hoy”, “Descarga tu plan gratuito”, etc.) Es recomendable situarlo a la derecha porque los usuarios leen la web con el Patrón F (Jakob Nielsen)
  • Formulario. Tenemos que pedir los datos que sean necesarios y si es secundario, no situarlo en la parte superior de la página.
  • Reconocimientos y partners, en el caso de que los tengamos y sean conocidos. Los pondremos para generar confianza en el usuario.

Debemos tener en cuenta el above the fold de la página - es la parte de la página que los usuarios ven primero sin necesidad de hacer scroll - y situar en esta parte el contenido importante para poder atraparlos en el primer vistazo. La parte situada por debajo se denomina below the fold. Estos términos vienen de la imprenta y se corresponden con los pliegues que se les hacía a los periódicos, por ejemplo.

User testing de una landing

Deberíamos testear la propuesta de valor, poniendo varias opciones a lo largo de la página, para ver cómo funcionan. Además de testear los mensajes, deberíamos ver cuál es el comportamiento de los usuarios respecto al tipo de landing page. Lo ideal sería hacer tres versiones: la primera sería above the fall, la segunda, una larga con varias propuestas de valor a lo largo de la misma y una tercera intermedia.

Teniendo en cuenta que en 2020 el 91,5% de las personas accedió a internet a través del móvil, es necesario priorizar la versión mobile.

Ejemplos de landing pages con el contenido en el “above the fall”

Adaptación de la landing original de Orange
Adaptación de la landing original de Audible

Referencias

F-Shaped Pattern For Reading Web Content (original study)

The Fold Manifesto: Why the Page Fold Still Matter

--

--